Bienvenidos a deshumidificadores.pro

La humedad en las paredes y ventanas de espacios cerrados es un mal común en lugares donde las altas y bajas temperaturas fluctúan entre sí, ocasionando que las partículas de agua en el ambiente se condensen y acumulen.

No obstante, más allá del desgaste estético y en ocasiones también estructural de las construcciones, el mayor problema que esto puede generar es la proliferación de ciertos microorganismos que pueden resultar dañinos para la salud.

En este sentido, para muchas familias, en especial para aquellas con niños y/o personas de la tercera edad, se hace necesaria la instalación de algún aparato que ayude a optimizar la ventilación, aminorando la humedad ambiental.

Por otro lado, algunas zonas son especialmente calientes y secas, donde la humedad más bien sería conveniente, y así mismo el contar con máquinas que de algún modo ayuden a enfriar y regular la temperatura media mediante esta.

De esta manera, queremos hablarte acerca de los humificadores, unos dispositivos comúnmente presentes en centros clínicos y que reúnen en un mismo equipo ambos beneficios de forma controlada y adecuada para cada necesidad.

Guías de Utilidad sobre Deshumidificadores

Marcas Más Populares de Deshumidificadores

Los deshumidificadores más vendidos

Producto
Comfee MDDF-20DEN3 – Deshumidificador, garantía de 3 años,…
Finether-Deshumidificador Digital, Secador Purificador de…
Inventor Avra 12L – Deshumidificador Portátil con…
Pro Breeze Deshumidificador 12L, Pantalla Digital, Drenaje…
Orbegozo DH 2050 Deshumidificador 20 L, 350 W, 3.5 litros,…
De’Longhi DEX14 Deshumidificador silencioso, función secado…
Imagen
Comfee MDDF-20DEN3 - Deshumidificador, garantía de 3 años,...
Finether-Deshumidificador Digital, Secador Purificador de...
Inventor Avra 12L - Deshumidificador Portátil con...
Pro Breeze Deshumidificador 12L, Pantalla Digital, Drenaje...
Orbegozo DH 2050 Deshumidificador 20 L, 350 W, 3.5 litros,...
De'Longhi DEX14 Deshumidificador silencioso, función secado...
Valoraciones
Opiniones
162 Opiniones
182 Opiniones
232 Opiniones
155 Opiniones
586 Opiniones
80 Opiniones
Producto
Comfee MDDF-20DEN3 – Deshumidificador, garantía de 3 años,…
Imagen
Comfee MDDF-20DEN3 - Deshumidificador, garantía de 3 años,...
Precio
Valoraciones
Opiniones
162 Opiniones
Precio
Producto
Finether-Deshumidificador Digital, Secador Purificador de…
Imagen
Finether-Deshumidificador Digital, Secador Purificador de...
Precio
Valoraciones
Opiniones
182 Opiniones
Precio
Producto
Inventor Avra 12L – Deshumidificador Portátil con…
Imagen
Inventor Avra 12L - Deshumidificador Portátil con...
Precio
Valoraciones
Opiniones
232 Opiniones
Precio
Producto
Pro Breeze Deshumidificador 12L, Pantalla Digital, Drenaje…
Imagen
Pro Breeze Deshumidificador 12L, Pantalla Digital, Drenaje...
Precio
Valoraciones
Opiniones
155 Opiniones
Precio
Producto
Orbegozo DH 2050 Deshumidificador 20 L, 350 W, 3.5 litros,…
Imagen
Orbegozo DH 2050 Deshumidificador 20 L, 350 W, 3.5 litros,...
Precio
Valoraciones
Opiniones
586 Opiniones
Precio
Producto
De’Longhi DEX14 Deshumidificador silencioso, función secado…
Imagen
De'Longhi DEX14 Deshumidificador silencioso, función secado...
Precio
Valoraciones
Opiniones
80 Opiniones
Precio

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un deshumidificador

Hoy ya son muchos los modelos existentes en el mercado de los dehumificadores o deshumificador de aire, dada la demanda actual que ya no solo se limita a los centros clínicos y hospitalarios.

Sin embargo, esto no significa que debemos escoger el primero que miremos, el más económico o al que estéticamente se adapta a nuestros requerimientos y decoración.

Por el contrario existen características de funcionalidad diseñadas para cubrir cada necesidad y estas son las que debemos considerar al ir a la tienda y adquirirlo.

Clase

No nos referimos a marcas o modelos sino al tipo de deshumidificador de ambienteque necesitamos según las cualidades atmosféricas de nuestro espacio.

Tal como acaba de explicarse, la eficacia de los deshumificadores refrigerantes y desecantes depende de las temperaturas del lugar.

Potencia

Más potente no significa que sea mejor. Este requerimiento responde a la dimensión del espacio donde pretendamos emplearlo.

En otras palabras, mientras más grande sea este, mayor será la potencia que necesitaremos y viceversa. Evalúa y asesórate.

Dentro de este ítem también deben revisarse qué funciones ofrece y lo hace resaltar entre otros u optimiza su eficacia de uso:

  1. Higrostato ajustable: control del nivel de humedad en el espacio donde se usará.
  2. Higrómetro integrado: medidor de valor relativo de humedad. Sirve para ajustar su ejecución. Algunos poseen configuración automática.
  3. Apagado automático: es lo regular que se apaguen cuando el almacenamiento alcanza el nivel máximo, pero igualmente conviene revisarlo.

Portabilidad

Puede más tratarse de un capricho que de una necesidad, no obstante sí puede darse el caso. Para este ítem hay dos puntos claves a considerar.

El primero es la estética, la cual no debería afectar demasiado. Por su parte, el segundo sí, que es la funcionabilidad del equipo en relación al lugar.

Capacidad

Al igual que el anterior se ramifica en dos áreas:

  1. Extracción: debemos calcular la humedad relativa en espacio y su equivalente en volumen para deducir la capacidad óptima que necesitaremos. Esta expresión se maneja en litros por cada 24 horas de funcionamiento.
  2. Depósito: a medida que el agua se condensa y el deshumificador expulsa el aire frío o caliente que se requiere el depósito se va llenando. Es un tema de comodidad, pero también debe concordar con la funcionalidad general.

Modalidad

Hay diferentes maneras de manejar las funciones del deshumificador:

  1. Automático: apaga, enciende y define la potencia requerida para mantener estándares adecuados de humedad.
  2. Continuo: opera bajo un perfil predeterminado durante el tiempo en que se emplee. Cualquier cambio debe realizarse de forma manual.

Ruido

En este tema sí suelen intervenir la marca y modelo ya que, aunque principalmente este tipo de “inconvenientes” depende de su potencia, actualmente existen tecnologías para mitigar los ruidos.

Sin embargo, dependerá del presupuesto que se disponga para comprar el deshumificador y cuánta incomodidad pueda producirle el ruido al usuario durante el día ya que en las noches debe apagarse.

Filtros

Tal vez el tema más importante puesto que sin ellos no existe un deshumificador. Su importancia genera diversas variantes a considerar:

  1. Calidad: las marcas de mayor prestigio suelen dominar este ítem, pero con algo de asesoramiento pueden hallarse opciones fiables y viables para presupuestos limitados.
  2. Durabilidad: no todos los filtros pueden lavarse, algunos deben sustituirse cada vez o después de unas pocas reutilizaciones. Investiga el método y cómo sacarles el mayor provecho.
  3. Costo: ya sea que debas cambiarlos con una periodicidad frecuente o esporádica su valor es algo que debes considerar, incluso sobre el precio del equipo en conjunto completo.

¿Qué es un humificador?

Un humificador es un artefacto diseñado para medir la cantidad de humedad residual en el ambiente donde esté ubicado, y mediante el suministro de agua expulsarla al exterior de acuerdo a estándares relativos.

Estos valores se sitúan entre el 40% y 60% (mínimo y máximo). El objetivo del sistema es purificar la calidad de humedad en el aire, adecuando las condiciones térmicas del ambiente, además de los beneficios respiratorios.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de estos aparatos antihumedad es genéricamente eléctrico, y se fundamentan en la evaporación del suministro. Sin embargo, el mecanismo depende del tipo que se utilice, de los cuales existen dos principales:

Humificadores de vapor frío

Consiste en vaciar dentro de su recipiente la cantidad de agua destilada y a temperatura indicada, según las especificaciones del modelo o marca empleada.

A continuación, una vez encendido, el humificador activa un sistema de ultrasonido para evaporar el agua a temperatura controlada y expulsarla según el valor sugerido.

Humificadores de vapor caliente

El proceso de inicio es relativamente similar, con la ligera diferencia de que no especifica las condiciones del agua, más allá de las fundamentales (libre de impurezas).

Para este caso, la evaporación del agua se realiza a través de su calentamiento al punto de ebullición. En consecuencia, también se eleva la temperatura del ambiente.

Subsiguientemente, cabe acotar la existencia de humificadores que tienen ionizadores, capaces de abordar posibles microorganismos mediante cargas negativas.

La  derivación cualitativa de esta aplicación en el aparato para eliminar la humedad de la casa es generar un aire de mejor calidad para la salud y mantenimiento.

¿Para qué sirve?

Ya fue mencionado el objetivo de los humificadores, sin embargo, vale igualmente mencionar la importancia de aplicar un deshumificardor de aire en casa, basada en dos aristas.

Salud y prevención

Los valores alterados de la cantidad relativa de humedad en el ambiente pueden causar problemas de salud en ambos sentidos, tanto elevados (más del 60%) como limitados (menos del 40%).

Valores relativos superiores

Los niveles de humedad superiores al recomendado proporcionan unos hogares perfectos para el desarrollo y reproducción de ácaros y otros contaminantes, responsables de infecciones y enfermedades comunes.

Bajo la misma premisa de desarrollo y reproducción, los hongos y el moho son microorganismos que suelen provocar reacciones alérgicas en muchos individuos (niños y adultos) y pueden volverse crónicos con el tiempo.

Mientras tanto, un deshumificador de ambiente, al mantener valores de humedad relativos controlados no solo evita la proliferación de estas bacterias y partículas sino que los elimina mediante condiciones desfavorables.

Como resultado, se consigue mejorar la calidad de vida en personas asmáticas, ayuda en procesos de recuperación por resfriados comunes, a razón de facilitar la expectoración, y favorece la salud del sistema respiratorio.

Así mismo, estos valores provocan por norma general una temperatura ambiental fría que afecta especialmente a individuos que sufren patologías óseas (reuma y artritis), intensificando el dolor y malestar habitual.

Para estos casos son destacadamente recomendados los humificadores de vapor caliente que debido a su funcionamiento generan temperaturas promediamente cálidas en el lugar donde se esté actuando.

Dermatológicamente también representa un problema, principalmente entre individuos obesos quienes pueden acumular esta humedad entre los pliegues de piel colgante, dando pie a micóticos y otras lesiones.

Valores relativos inferiores

Estos ambientes se caracterizan por ser permanentemente calurosos como consecuencia de la poca cantidad de humedad en el aire.

Las ramificaciones negativas en este tipo de ambientes son resequedad en la piel, garanta y vías respiratorias e irritación de las mismas áreas.

Así se aplica un beneficio completo con la instalación de deshumificadores de aire (aparato para eliminar humedad de la casa), mejorando la calidad de vida en todo sentido imaginable.

Mantenimiento

Para el mantenimiento del espacio en sí mismo, controlar el valor relativo de humedad a través de un humificador también es recomendable puesto que esta suele ocasionar desgastes.

  1. Manchas en las paredes: este es resultado directo de la condensación de la humedad que es el proceso físico que describe el valor relativo superior al recomendado.

Dicho de otra forma, durante el día esta se evapora por el calor y en la noche, al chocar con el frío, de enfría, condensa, acumula y produce manchas y/o deterioros.

  1. Vida útil de utensilios: aplica para equipos electrónicos, superficies metálicas y tuberías que, por exceso de humedad pueden corroerse u ocasionar daños mayores a causa de la condensación que puede alojarse en ellos.
  2. Estructura de construcción: se trata de un daño directo hacia los materiales donde está fundamentada la estructura del lugar: óxido, corrosión, degradación, entre otros problemas que afectan al espacio por completo.

En el sentido contrario, un deshumificador (aparatos antihumedad) justamente ataca de raíz cualquiera de estas consecuencias al medir y establecer parámetros de humedad relativa adecuados para el ambiente.

Tipos de aparatos para sacar la humedad en casa

Basado en los aspectos ya expuestos existen a modo genérico dos clases de refrigerantes entre los cuales elegir, de acuerdo al tipo de espacio que deseas humificar.

En palabras más simples, unos son aplicables para espacios calurosos y secos (inferior: -40%), y otros para los que son fríos y húmedos por naturaleza (superior: +60%).

Refrigerantes

La eficacia de este tipo de deshumificadores está determinada por lugares de altas temperaturas, por tanto, su función es extraer el aire caliente, procesarlo y expulsarlo un tanto más frío.

Este sistema funciona cuando el deshumificador canaliza la extracción por un conducto de enfriamiento, de esta forma logra condensar el vapor de agua y despedirlo a temperatura ambiente.

Desecantes

Un desecante por definición se trata de una sustancia química –regularmente sales hidratas y anhidras– que se usa para absorber la humedad en el ambiente u otro componente específico.

Para el tema de un deshumificador, lo más común es usar gel de sílice, pero también puede usarse cloruro de sodio o sodio corriente como suministro y la función es similar al refrigerante.

La diferencia es que al condensar la humedad produce un nuevo flujo de aire renovable mientras que el refrigerante hace lo contrario, al punto de apagarse cuando el depósito se llena.

¿Cómo usar este aparato para absorber la humedad?

Adquirir un deshumificador no debe tratarse como una pretensión innecesaria. Por el contrario, hay variantes que validan su necesidad y conviene revisar para comprar.

  1. Olor a humedad: si es constante, reiterativo e intenso conviene para prevenir la aparición de hongos, moho u otro contaminantes (prevención).
  2. Agentes contaminantes activos: si ya se evidencia no hay que pensarlo dos veces. Preferiblemente realizar una limpieza profunda y descontaminante a la par.
  3. Condensación de agua: fíjate en paredes y ventanas. De ser positivo lo necesitas para extraer el exceso de humedad y controlar valores relativos adecuados.

Además, debes considerar dónde y cómo es recomendable que los ubiques en tu espacio para combatir la humedad o resequedad y proporcionar un ambiente favorable.

  1. Armarios: no nos referimos a un closet de pared regular sino un guardarropa mediano o grande, así como contenedores y demás implementos.
  2. Garajes, sótanos: pueden filtrarse por los lados externos de la pared o el subsuelo, especialmente si carecen de impermeabilización.
  3. Baños, habitaciones: en muchas construcciones modernas estos espacios no tienen canales de ventilación que permita el flujo de aire.

¿Cuánto consumo de electricidad presenta una máquina para quitar la humedad?

Todos los humificadores existentes en el mercado son eléctricos y, aunque las opiniones en relación calidad-precio son bastante positivas, la mayoría se desencanta por su elevado alto costo energético.

No obstante, comparado con otros equipos de climatización (aire acondicionado, calefacción), estos no solo combinan la funcionalidad de ambos en distintas estaciones sino que reducen este consumo.

En un sentido más crítico, podemos mencionar las cualidades, ventajas y desventajas que corresponden a este tema, según el tipo y la clase de deshumificador que empleemos en nuestros hogares.

Por tipo

Acá nos encontramos con los humificadores de vapor antagónicos entre sí respecto al procedimiento, pero igualmente ventajosos para el fin de su propósito: mantener valores de humedad relativa adecuados.

  1. Humificadores de vapor frío

1.1 Consumo energético: alto consumo energético debido a la aplicación de la tecnología de evaporización  ultrasónica.

1.2 Ventaja: muy eficientes y con bajo índice de riesgo. Pueden usarse en verano gracias a que el  vapor que producen es fresco. Su temperatura genera que el aire emitido sea más fino y puro.

1.3 Desventaja: no posee mecanismos propios de purificación, lo que puede derivar en el procesamiento de miro organismos infecciosos que regresen al canal externo.

  1. Humificadores de vapor caliente

2.1 Consumo energético: emplean un sistema común de procesamiento regular (hervir el agua) que no supone un aumento significativo en gastos eléctricos.

2.2 Ventaja: su sistema de procesamiento garantiza que el nuevo aire ha sido correctamente purificado, y por tanto es seguro para la salud de los usuarios.

2.3 Desventaja: elevan la temperatura del ambiente y deben mantenerse alejados de las personas (usuarios y visitantes) por seguridad.

Por clase

Desde otra perfectiva entramos en la evaluación ambiental como factor determinante para la elección de un deshumificador. No obstante, vale la pena conocer sus implicaciones.

  1. Deshumificador refrigerante: el consumo energético de estos equipos es superior debido al mecanimos de enfriamiento que debe emplear para proveer humedad mantener niveles de humedad relativos apropiados en ambientes donde la temperatura es alta, lo que supone un reto y esfuerzo elevado.
  2. Deshumificador desecante: la valoración del consumo energético se limita gracias a que se emplean sustancias químicas que realizan la mayor parte del trabajo. En este sentido, la condensación del agua no representa un proceso mecánico en sí mismo sino más bien físico y casi natural.

Pero si todavía lo consideras contraproducente para tu presupuesto familiar a pesar de ser, en la mayoría de los casos aplicables, una necesidad, también existen mecanismos alternativos:

  1. Recipientes de cerámica: se deben ubicar junto a los radiadores del sistema de calefacción. El objetivo es elevar el nivel de humedad frente a la mecánica del aparato con un material poroso y a la vez decorativo.
  2. Ropa húmeda: es el método de ahorro más extremista pero igualmente funcional. Consiste en dejar la ropa mojada tendida en las habitaciones para aumentar la humedad del lugar.
  3. Agua caliente: aprovecha el consumo de agua (fregar los platos, duchas, etc.) en modo calefaccionado y deja las puertas abiertas. La idea es que el vapor producido se encargue de promover la humedad.

        3.1 Recipiente con agua caliente: colocarlo bajo una vela que la mantenga en constante calor para que se vaya evaporando. Puedes incluir esencias o aceites para generar fragancias agradables al olfato.

Bienvenidos a deshumidificadores.pro
5 (100%) 1 vote