Selecciona marca y precio:

¿Cómo hacer un Deshumidificador Casero?

¿Cómo hacer un Deshumidificador Casero?

Los deshumificadores son elementos que tienen por función purificar el aire de un espacio determinado, a través de la filtración de las partículas de agua presentes en el ambiente. Es un artefacto indispensable para aquellas personas que viven en zonas muy frías, donde la humedad es constante.

En vista de que la humedad es el ambiente propicio para la proliferación de moho, bacterias y hongos puede provocar el desarrollo de enfermedades respiratorias. He ahí la importancia de conocer la forma como se elaboran los deshumificadores artesanales en casa, con lo que nos ahorramos unos euros fácilmente.

deshumidificador casero

Visita Nuestra Guía de Deshumidificadores

Materiales necesarios para construirlo

Los materiales que necesitamos para construir un deshumidificador casero son realmente económicos y podemos encontrarlos con facilidad. Entre ellos se encentran:

  • Cloruro de calcio
  • Un Recipiente plástico
  • Un soporte de madera o de metal
  • Una media de licra o un calcetín

Pasos para hacer un deshumidificador casero

Con el objetivo de fabricar nuestro propio deshumificador en casa debemos seguir al pie de la letra los siguientes pasos que resultan súper fáciles de hacer:

  1. Introduce dentro del calcetín o la media el cloruro de calcio (que tiene por función absorber la humedad presente en el aire). Luego realiza un nudo en la parte superior para evitar que las partículas se salgan accidentalmente.
  2. Posteriormente debes buscar la manera de crear el soporte adecuado para que la media o calcetín quede suspendida en el aire dentro del recipiente (puedes utilizar una botella de refresco reciclada) sin que toque el fondo de éste.
  3. Este soporte puede ser de metal, madera u otro material adecuado, siempre que cumpla su función adecuada.
  4. Una vez que se ha creado el soporte para el calcetín debes proceder a colocar el envase plástico debajo de éste, con el objetivo de recolectar toda el agua que absorbe el cloruro de calcio mientras elimina la humedad del espacio.
  5. El cloruro de calcio debe sustituirse con cierta frecuencia, con el objetivo de garantizar que continúe eliminando todas las partículas de agua que se encuentran en el aire de una forma constante.

Como verás, en realidad resulta muy sencillo elaborar este deshumificador en casa, el cual resulta idóneo para colocar en habitaciones, closets y demás espacios del hogar que tienden a acumular mucha humedad.

Por supuesto este proceso es mucho menos potente que un deshumificador de fabricación comercial, pues su capacidad es más reducida. Sin embargo, resulta bastante efectivo para utilizar en lugares pequeños y cerrados, donde el clima es muy frío, lluvioso y existe mucha niebla.

Deshumidificadores Baratos

¿Cómo prevenir la humedad en el interior de la casa?

Aun cuando cuentes con un deshumificador comercial o casero en tu vivienda, es importante mantener algunas prácticas frecuentes que eviten la acumulación de partículas de agua en el ambiente, a fin de reducir las posibilidades de formación de humedad en el hogar. Entre ellas tenemos:

Uso de ventiladores: Las corrientes de aire que producen los ventiladores favorecen la evaporación del agua en el ambiente y así la reducción de la humedad en el espacio.

Date duchas cortas: El agua caliente que usamos al ducharnos suele producir humedad por el vapor que emana. Por ello es recomendable que te duches en un período lo más corto posible.

No dejes ropa húmeda dentro de la casa: Si tienes la posibilidad de secar la ropa en el exterior de la vivienda procura evitar mantener las prendas recién salidas de la lavadora en el interior del hogar, pues esto aumenta las posibilidades de formación de humedad.

Mantén el ambiente cálido: Por medio del uso de la estufa y la chimenea debes mantener el ambiente cálido (evita los extremos), evitando así que la humedad se haga presente.

Realiza el mantenimiento a los artefactos de climatización: Es importante reemplazar con cierta frecuencia los extractores y filtros del aire acondicionado, en vista de que tienden a obstruirse, propiciando un ambiente en el que se condensa la humedad fácilmente.

Mantén la ventilación: Aprovecha las ventanas de la vivienda para hacer que el aire circule con frecuencia. Ábrelas con frecuencia, en especial durante los días soleados, para que el aire combata la condensación del agua en el ambiente.

Asegúrate de que las tuberías funcionan correctamente: Una de las principales causas por las que se genera humedad es el hecho de tener tuberías averiadas en casa, que producen fluidez constante de agua. Por ello es necesario que repares cualquier daño que se presente en ellas para prevenir la condensación del agua.

Estas son algunas de las recomendaciones que realizan los expertos para evitar que en tu casa se genere una humedad constante. Convierte estas prácticas en un hábito y observarás sus beneficios.

Consejos para hacer un deshumidificador 

Los deshumificadores caseros son bastante efectivos cuando se utilizan en espacios pequeños del hogar, tales como los closets, habitaciones, baños, entre otros lugares que tienden a conservar partículas de agua en el ambiente.

  • Puedes utilizar materiales de reciclaje como los envases plásticos de refresco.
  • Si no encuentras cloruro de calcio puedes sustituir ese elemento por sal o trozos de carbón, en vista de que son minerales que absorben el agua con facilidad.
  • La media en la que introduces el mineral debe ser de nylon resistente, de un tamaño pequeño.
  • Ubica el deshumificador en lugares donde los niños o los animales domésticos no tengan acceso fácil, evitando así un posible accidente.
  • Cuando utilizas carbón natural eliminas tanto la humedad como los malos olores que produce en el ambiente.
  • Cambia con frecuencia el mineral con el que elaboraste el deshumificador casero.
  • Puedes utilizar un deshumificador dentro del refrigerador, en caso de que notes que existe mucha condensación de agua en él.

Los deshumificadores caseros suelen ser muy efectivos para reducir la condensación de agua en el ambiente. Además resultan súper económicos y no requieren el uso de materiales difíciles de encontrar, representando una solución bastante práctica y efectiva.

Estos deshumificadores también puedes utilizarlos en lugares donde la humedad puede causar daños materiales como las oficinas, bibliotecas y estudios, precisamente porque allí suelen guardarse documentos, planos, libros, entre otros materiales que se ven afectados por la acumulación de agua en el ambiente.